Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de 2016

Los dioses idiotas.

El siguiente texto es un extracto del cuento "Los dioses idiotas" incluido en la antología "Las crónicas del vacío" si te gusta, puedes encontrarlo completo aquí.

1.-  Tiempo
Dicen que el día tiene veinticuatro horas y que cada hora tiene sesenta minutos, dicen que cada minuto dura exactamente sesenta segundos, ni uno más ni uno menos, pero se equivocan. Eva sabe que hay minutos que duran una vida y hay vidas que duran un instante. Esa clase de conocimiento, no llega en negro sobre blanco, con letras y tinta, o impregnado de unos y ceros, esa clase de conocimiento, o de certeza más bien, se construye poco a poco, piensa Eva, con sentimientos, bajo la dictadura de la soledad, de la alegría y la tristeza, del rechazo o del amor más absoluto, en un lugar  indeterminado, alejado del cerebro, de la memoria, probablemente el mismo lugar extraño donde los hombres dicen que reside eso que llaman alma. Eva ignora donde se encuentra físicamente su alma, pero está convencida de q…

Alma 2.718

A continuación dejo los dos primeros capítulos de la novela Alma 2.718,  la primera obra que publico con @grietaeditorial Puedes encontrar el libro completo a la venta en su página web 


PARTE I
LA VERDAD ABSOLUTA
– Sombras en la pared.
Como cualquier hombre cuerdo, Otto odia la primavera, aunque puede que sus razones no sean las mismas que las de otros hombres cuerdos; no, no es sólo por el insomnio, no es por los bichos, no es por el molesto bullir desbocado en la sangre del prójimo o porque el clima se comporte como un cabrón esquizofrénico, piensa Otto; es por la propia existencia, es por el cambio, es porque, justo cuando por fin se acostumbra a la balsámica ausencia de estímulos, a la emoliente rutina invernal, de repente todo estalla, explota la vida a su alrededor con sus obscenos colores chillones y le recuerda que en el fondo, bajo la carcasa de piel y huesos, está muerto. Otto despliega el papel que reposa entre sus manos y lee, respira lentamente, casi sin llenar los pulmones, co…