Ir al contenido principal

Cuando las miradas matan





En 1933, el fotógrafo de LIFE Albert Eisenstaedt tuvo la oportunidad de retratar en un encuentro diplomático en Ginebra a un dicharachero Joseph Goebbels; éste por aquel entonces aún se esforzaba en ofrecer una cara amable del Tercer Reich al mundo, las fotografías son dibujo certero de su alma, desnudan la esencia del asesino, están tomadas antes y después de que el dirigente nazi fuera advertido por sus subordinados de que el fotógrafo con el que bromeaba, era judío.


Comentarios