Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de enero, 2015

Las mujeres también saben matar

Fotografía tomada hacia el final de la segunda guerra mundial de las mujeres francotiradoras del tercer ejército de choque ruso, en el frente Bielorruso. Entre todas sumaban 775 muertes confirmadas 

El arte de mirar dentro

Radiografías como medio de expresión fotográfica. Curioso trabajo de Nick Veasey








Cuando las miradas matan

En 1933, el fotógrafo de LIFE Albert Eisenstaedt tuvo la oportunidad de retratar en un encuentro diplomático en Ginebra a un dicharachero Joseph Goebbels; éste por aquel entonces aún se esforzaba en ofrecer una cara amable del Tercer Reich al mundo, las fotografías son dibujo certero de su alma, desnudan la esencia del asesino, están tomadas antes y después de que el dirigente nazi fuera advertido por sus subordinados de que el fotógrafo con el que bromeaba, era judío.

Triste realidad ilustrada

Fantástico trabajo como ilustrador de Pawel  Kuczynski







El primer y el último Tintín.

A principios de 1929, el dibujante Georges Prosper Remi, más conocido por su seudónimo, Hergé, recibió el encargo de publicar en el suplemento infantil del diario católico Le Vingtième Siècle, un cómic que advirtiera a las jóvenes generaciones de los peligros del comunismo; así pues, Hergé ideó y dibujó por fascículos las aventuras de un joven reportero belga y su perro en la Unión Soviética y tituló a la obra; “Tintín en el país de los Soviets”, primera entrega de veinticuatro de los mejores cómics de todos los tiempos.
Muchos años después, en 1983, la muerte le pilló a Hergé trabajando en el que sería el último volumen de la serie, que quedó inacabado; de “Tintín y el arte alfa” no hay más que tres planchas originales y un montón de bocetos, en el último de los cuales dos malvados personajes apuntan con sus armas al joven reportero por la espalda, dejando sin final, en suspenso, el destino del periodista más querido, el único que contaba cosas realmente interesantes en nuestra infan…

De puños y letras

Manuscritos originales:







La miseria del hombre blanco

A principios de siglo, un par de sinvergüenzas llamados Truman Hunt y Richard Scheindewind anduvieron compitiendo por EEUU y Europa por ver quién organizaba el mayor y más impactante espectáculo con indios de la tribu de los Igorrote, ambos tipos, veteranos de la guerra hispanoamericana, durante años encontraron un auténtico filón en el negocio de montar campamentos con familias enteras llevadas desde las zonas rurales de Filipinas hasta lugares como Cony Island bajo la promesa de un salario fijo.
Tuvieron mucho éxito, y como era de esperar, los indios no vieron un céntimo, durante años, diversos grupos fueron mostrados sin pudor y sin respeto, en condiciones miserables, ante cientos de muy dignos, muy respetuosos y muy civilizados occidentales, que religiosamente pagaron su entrada para poder reír y comentar el asunto entre codazos y de paso escandalizarse a gusto, por ver unos congéneres en taparrabos.


Vía Smitshonian

Computadoras de ciencia ficción

Asimov anunciando calculadoras en 1982.

Lucille Clerc

Parte del trabajo de la ilustradora Lucille Clerc, autora del tristemente famoso dibujo de los lápices tras la masacre del Charlie Hebdo, (obra injustamente atribuida a Bansky)










Con la música en los huesos.

Durante los años cincuenta, la música occidental estaba totalmente prohibida en la Unión Soviética, el rock y el Jazz estaban considerados una forma de propaganda capitalista que pervertía a los jóvenes, así pues, sin radio ni posibilidad de importar discos de occidente, a los "hispters" de la época no les quedó más remedio que buscarse la vida para poder escuchar a Elvis, Buddy Holly y compañía.
Y lo hicieron de una forma muy creativa, con una grabadora de discos y radiografías viejas (por lo visto, el vinilo era un material tremendamente escaso) eran capaces de crear copias bastante aceptables sobre las imágenes de los cráneos, las tibias y los peronés de los ciudadanos de la gran madre patria, motivo por el cual a aquella extraña forma de contrabando musical comenzaron a llamarla “bone music”

Vía thisiscolossal.

Revisitando los pilares de la creación

Veinte años separan las dos imágenes tomadas por el telescopio Hubble, de la nebulosa del águila, el lugar donde muchos encuentran "los pilares de la creación".

Esta es una visión infrarroja del mismo lugar.

fotos NASA

Triste realidad ilustrada

Ilustraciones del autor Anthony Freda.






Las figuras de Lichtenberg

Las figuras de Lichtenberg (Lichtenberg-Figuren, o Lichtenberg Dust Figures) son imágenes producidas por descargas eléctricas ramificadas, arborescentes, que a veces se forman sobre la superficie o en el interior de materiales aislantes (dieléctricos).









Historia general de la piratería.

"La historia general de los robos y asesinatos de los más notorios piratas" fue un libro publicado en 1724 por un autor desconocido bajo el seudónimo de "Capitán Charles Johnson", es el primer gran compendio de biografías de piratas, contando con pelos y señales las andanzas de míticos bucaneros como Barbanegra, Black Bart o Calico Jack, y en él se encuentran muchos de los elementos de la iconografía pirata que luego usarían otros grandes de la literatura como Defoe (muchos le consideran el auténtico autor del libro) o Robert L Stevenson.
Puedes echarle un vistazo aquí  

El noble arte de hacerte sentir idiota.

En 1932 el eminente psicoanalista Carl Jung escribió ésta crítica demoledora sobre el Ulysses de James Joyce.
“Leí hasta la página 135 con desesperación en mi corazón, quedándome dormido dos veces en el camino. La increíble versatilidad del estilo de Joyce tiene un efecto monótono e hipnótico. Nada sale al encuentro del lector, todo se escapa de él dejando un espacio abierto tras de sí. El libro está siembre arriba y alejado, insatisfecho consigo mismo, irónico, sardónico, virulento, desdeñoso, triste, desesperado, y amargo […] Sí, admito que siento que me han tomado el pelo. El libro no me encontraría a medio camino, nada en él intenta que estés de acuerdo y siempre ofrece al lector una irritante sensación de inferioridad.”
Crítica de la que Jung se debió arrepentir, a juicio de la carta que con posterioridad remitió al escritor:
“El Ulysses ha probado ser una tuerca terriblemente dura de mover, que ha obligado a mi mente, no sólo a hacer esfuerzos inusuales sino también a hacer extra…

De certezas y anhelos

En 1959 una jovencísima Kim Novak comenzaba a brillar en Hollywood, tanto que la revista Life decidió ofrecerle la portada de uno de sus números; Leonard Mc Combe se encargó de fotografiar a la estrella, acompañándola en sus rutinas diarias durante un par de semanas.

Durante aquellos días la mujer hizo multitud de posados, aunque sin duda, la mejor foto esperaba en el lugar más inesperado, en el vagón restaurante de un tren de vuelta a New York; una imagen desenfocada que se olvida de Novak, centrándose, indiscreta, en lo que ocurre detrás.
Las miradas de los hombres solitarios del vagón son un libro abierto, un poema triste que habla de certezas, de lascivia y de anhelos imposibles, sentimientos mágicamente condensados, capturados y expuestos al público sin la más mínima piedad.
Via LIFE

Diez personajes por diez estilos

Diez personajes vistos desde el estilo de diez autores diferentes, curioso experimento del ilustrador Jaakko Seppälä