Ir al contenido principal

La playa de cristal.




Durante la segunda mitad del siglo XX los habitantes de Fort Bragg, California, tuvieron la genial idea de convertir una de sus playas en un vertedero, cincuenta años en los que toneladas de desechos se arrojaron a la costa sin control alguno, desde electrodomésticos hasta coches viejos pasando por botellas de cristal y cerámica.

En 1998  dejaron de tirar mierda y decidieron limpiar la playa, retiraron los residuos pesados y declararon la zona parque natural; desde entonces la zona ha ido recuperándose, las olas, que son incapaces de limar la imbecilidad del hombre, sin embargo sí han pulido los trozos de vidrio, y han dado un nombre nuevo a playa; la playa de cristal.


Comentarios