Ir al contenido principal

Rodin y la escultura demasiado perfecta




En 1877 el escultor Auguste Rodin presentó la escultura llamada “La edad de bronce” a una muestra organizada en Bruselas por el “Salon des artistes belges”, donde impresionó al publico asistente con sus perfectos conocimientos de anatomía; hasta tal punto impresionó, que despertó las sospechas del jurado, que por un exceso de celo, por envidia, o por una mezcla de ambas cosas, acabó rechazando la obra aduciendo que el bronce era tan perfecto que sólo podía haber sido hecho usando un molde en escayola sobre el cuerpo del modelo, algo sin el más mínimo mérito artístico.
Fue por tanto la obra rechazada, y Rodin falsamente acusado, así que, indignado y con la intención de defender su honor, el genio pidió al modelo original, un telegrafista cachas llamado Auguste Neyt que se dejara fotografiar desnudo en la misma posición para demostrar que la escultura no era un molde de su cuerpo.
Y eso hizo, pero de nada sirvió, dado que el jurado, dispuesto a llevar su necedad al extremo ni siquiera quiso examinar las fotos…

Fuente museo Rodin.

Comentarios