Ir al contenido principal

Los amantes del edredón rosa.





Mientras Jefferson Airplane habla de un perseguir conejos blancos, la mañana despunta sobre la granja Yasgur el domingo 17 de Agosto de 1969, ilumina un mar de barro y de personas que se mueven al compás de la música, palpitan sobre la tierra siguiendo el ritmo de guitarras lisérgicas y los acordes de un mundo cambiante; sorprende el alba a Nick y Bobbi construyendo un pequeño refugio con su edredón rosa, dándose calor el uno al otro, sedientos y hambrientos, pero felices, rodeados de gente que canta, copula, toca la guitarra y se abandona ante el dulce arrullo del THC.
Burk Uzzle camina sobre Woodstock, cuelgan de su cuello dos leicas, una con carrete de color y la otra con una película en blanco y negro, deambula buscando la foto perfecta entre seres de rostros felizmente agotados y pupilas dilatadas, jóvenes que transmutados en hombres insecto cubren las laderas resbaladizas por miles, salidos de la nada, atraídos a la música como moscas a la miel, como brujos que se conjuran y bailan en un planeta de elefantes de colores.   
Nick y Bobbi se quieren, llegado el momento se levantan, se tapan con su edredón rosa y ante una mariposa de plástico atada a un palo, sellan su amor con un beso, ella reposa la cabeza sobre el hombro de él, Burk enfoca y sonríe, suena un clic, después piensa el fotógrafo, quien le iba a decir a él que allí, en mitad de la era de Acuario, iba a encontrar su foto perfecta.

Historia Vía Smithsonian
Sígueme en twitter @tiemposdormidos

Comentarios