Ir al contenido principal

El país encarnado en una madre.




Ella escucha, sin saberlo es como un país entero encarnado en una madre, posa con el sol colándose entre la multitud y deslumbrando su cara, es joven por dentro y vieja por fuera, porque la vida es dura en el campo, y los hijos y los partos envejecen, está distraída o pensativa, nadie lo sabe, oye las palabras el político que se dirige al gentío y sostiene a un niño contra su pecho, con fuerza, con la camisa abierta, con la teta al alcance del pequeño para saciar su hambre infinita, a su alrededor otros escuchan, otros atienden las palabras que se lleva el viento, palabras que anteceden a la tempestad, cinco niños la rodean, también una joven de rostro asustado que no puede evitar aterrarse ante lo que escucha, ante lo que viene…



*La foto la tomó en Badajoz el fotógrafo cofundador de la agencia Mágnum, David “Chim” Seymour antes de la guerra, entre mayo y abril de 1936.

Comentarios