Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de marzo, 2011

No quedan hombres buenos en Sodoma

Abel mira hacia el cielo, o al menos hacia el lugar donde debiera estar el muy cabrón, azul y reluciente paraíso, allá arriba, tras las nubes y la niebla, la jodida niebla mañanera, es un día de primavera temprana de ésos que hielan las pelotas y el alma, por ése orden, primero las pelotas, luego el alma, el que la tenga, piensa Abel, mientras se frota las manos e imagina a su hermano rodeado de angelitos, con las alas extendidas, dándole palmaditas en la espalda y a San Pedro abriendo de par en par las puertas del lugar, todo precioso, arpas, coros y demás parafernalia, gente rubia, gente limpia, Abel sonríe, después tose, sorbe los mocos y construye poco a poco un gargajo en su garganta, denso y de colores, piensa de nuevo en el bendito y afortunado santurrón, está mejor muerto que vivo y después hace el amago de soltar el lapo, pero se contiene ante la mirada del cura, paladeando obligado el salivazo medio minuto más, hasta que en un descuido del Pater lo escupe disimulando, estrel…

La última carta de Einstein

En 1955 las posibilidades de que el planeta se fuese al carajo en una guerra nuclear eran bastante altas, el ser humano había construido una gigante espada de Damocles con forma de pepino metálico, la había colocado sobre su propia cabeza y en su infinita estupidez estaba dispuesto a usarla, ante tal panorama, un grupo de hombres de ciencia decidieron levantar su voz y advertir al mundo sobre su negro destino en el caso de que a algún iluminado se le ocurriese apretar el botón rojo, se agruparon en torno a una de las mayores expresiones de sentido común escritas en toda la Historia, el manifiesto Russell-Einstein.
Esta es la carta que Betrand Russell envió a Albert Einstein solicitando su adhesión el 5 de Abril de ése año, pocas semanas antes de la muerte del propio Einstein:
5 April, 1955.
41, Queen's Road, Richmond, Surrey.
Dear Einstein,
I have been turning over in my mind, and discussing with various people, the best steps for giving effect to the feeling against war among the gr…