Ir al contenido principal

El pato Donald contra el Führer


En 1943 la segunda gran guerra sigue su negro curso, favoreciendo lentamente a unos aliados que comienzan a ver una tenue luz al final del túnel; ése año se desmorona el Afrika Korps, cae buena parte de Italia y en el pacífico, los japoneses comienzan a dejar bien claro que saben luchar hasta la muerte, hasta el último hombre; el tío Sam echa cuentas, comienza a darse cuenta de que realmente puede ganar, pero con con mucho dolor y sufrimiento por delante, aún debe mandar a muchos marines a la trituradora, no se puede permitir el lujo de desfallecer, necesita mantener alta la moral de su gente y así, usa todos y cada uno de sus recursos, entre ellos la animación, entre ellos al pato Donald, al que no le queda otra que coger su fusil e implicarse de lleno en la propaganda; todo para poder enseñarle al mundo lo terrible que es la alienada vida diaria de un sufrido súbdito del Führer en la tierra de los nazis.

Comentarios

Javier Sanz ha dicho que…
Creo que implicar en estos "menesteres" a los dibujos animados, en teoría dirigidos a niños, me parece, por lo menos, excesivo.
Aunque se trate de un icono americano como Disney.

Un saludo
Markos ha dicho que…
Por un momento llegué a pensar que la Segunda Guerra Mundial también la había soñado el de los Serrano :-O
Es evidente que en el amor y en la guerra todo vale.
Salu2
Javier Font ha dicho que…
Que se politicen por la guerra hasta los dibujos animados es en mi opinión sencillamente trágico, por lo menos nos queda su calidad artística y su impresionante valor como documento histórico.

Un saludo Javier y Markos, un placer veros por aquí.