Ir al contenido principal

Primer aniversario




Un año, una vela en una tarta imaginaria, una muesca gorda en una pared de cualquier prisión, un hueco vacío justo donde debiera de estar el calendario, una vuelta completa alrededor del sol, una primavera, un verano, un otoño y un invierno, 12 meses, 365 días, 8760 horas, 525600 minutos, 31536000 segundos, una cara de enfado en un niño a la puerta de un colegio, un final apoteósico en el ultimo capítulo de la última temporada de Lost, una decena de buenos libros, otra decena de tostones, un millón más de parados en las colas del INEM, un par de ceros más en la cuenta de un banquero, un amigo que se va, otro que vuelve, una docena de canas más, unos miles de pelos menos, una arruga, una gripe, unos zapatos nuevos, unas centenas de colillas, tantas como días perfectos para dejar de fumar, un carnet de gimnasio cogiendo polvo en el fondo de un cajón, un montón de buenos propósitos, un blog...

Cumplir un primer aniversario no es fácil en este mundo de locos, hacerlo sin habérselo pasado bien es sencillamente imposible, hoy hace exactamente un año el que ésto escribe trasladó a éste alojamiento la bitácora que ustedes leen ahorita mismo, desde entonces por aquí se han paseado las historias dormidas de pintores, putas, marineros, mafiosos, militares, heroínas, dictadores, actrices, asesinos, caraduras, santos, reinas, timadores, escritores, músicos.... pasaron también muchos amigos, algunos de ellos incluso se convirtieron en lectores, no demasiados, que el buen gusto no es cosa de multitudes, dos o tres spameros, un único troll y media docena de despistados buscando, no me pregunten porque, fotos de mujeres desnudas, craso error; han sido 145 entradas, 40 asiduos, unas diez mil visitas y un tipo que se lo ha pasado en grande recopilando historias y novelando los relatos que con mayor o menor fortuna han sido publicados más abajo, ése mismo tipo espera poder seguir haciéndolo, siempre que el cuerpo y la mente aguanten, por lo menos otro año más.

Y ustedes que lo vean. Habrá sorpresas, seguro.

Saludos.